jueves, 3 de julio de 2014

MODA EN LA PINTURA: LOS TEJIDOS

En mi trabajo como historiadora de la indumentaria, a menudo recurro a la pintura para documentarme, pues constituye una fuente iconográfica de primer orden para la investigación. Gracias al gran realismo y la minuciosidad que imprimían los artistas en la representación de los tejidos, podemos analizar texturas, volúmenes, colorido y tipología textil de cada época. Será este último punto, el que ocupe mi post de hoy, pues quiero mostraros una pequeña selección de tejidos que podemos encontrar en la pintura occidental de los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX. 


TERCIOPELO LABRADO


Joos Van Cleve: "Retrato de Eleonora de Austria", 1534 (detalle)

SEDA BORDADA

William Larkin: "Retrato de Lady Dorothy Cary", 1614 (detalle)


ENCAJE DE BOLILLOS

Cornelis van Janssens Ceulen: "Retrato de dama", ca. 1600 (detalle)


SEDA PINTADA

François Hubert Drouais: "Mme. Pompadour", 1763 (detalle)


SEDA BROCADA

Anton Rafael Mengs: "Retrato de Carolina de Habsburgo-Lorena", 1768 (detalle)


SATÉN

Adelaide Labille Guiard: "Autorretrato", 1785 (detalle)


RASO ESPOLINADO

Jacques-Andrè Aved: "Retrato de Marc de Villiers", 1747 (detalle)


GALÓN DE PLATA

Nicolás de Largilliere: "Retrato de un joven noble", ca.1730 (detalle)

DAMASCO

Pierre Auguste Cot: "Retrato de dama", 1879 (detalle)

TUL BORDADO

Thomas Gainsborough: "Retrato de la Condesa Mary Howe", 1763 (detalle)

TAFETÁN
  
Johann Zaffony: "Retrato de Mrs. Oswald", 1770 (detalle)

MOIRÉE

Henry Inmann: "Retrato de Angelina van Singleton", 1842 (detalle)



Por último, os muestro el detalle de una de mis obras favoritas, la cual ejemplifica algunos de los tejidos que estaban de moda entre las clases acomodadas a mediados del siglo XVII en Holanda. Se trata de un hermoso vestido blanco, compuesto por una valona de encaje, sayo y basquiña de satén de seda, con decoración a base de galones de pasamanería elaborados con hilo de plata.


Bartholomeus van der Helst: "Retrato de Abraham del Court y su esposa", 1654 (detalle)

La próxima vez que visitéis una pinacoteca, os animo a que os fijéis especialmente en la maravillosa luz y textura de los tejidos, así como en la sutileza de los detalles de la indumentaria. La contemplación de semejantes maravillas constituye un placer estético indescriptible.









AGRADECIMIENTOS:

A mi admirada amiga, la Historiadora del Traje y la Indumentaria, Rosa Martin i Ros, especialista en tejidos históricos, por prestarme su inestimable ayuda en la realización de este post.


Imágenes: Pinterest








15 comentarios:

  1. Una recreación maravillosa, admirables trabajos, repletos de sensibilidad y un oficio que hoy en día casi no existe. Me siguen impresionando las tonalidades y la fuerte expresión através de la pintura. Enhorabuena un post increible. Gracias por informarnos tan bien y con tanta belleza.

    ResponderEliminar
  2. Una collezione di dettagli davvero ammirevole!

    ResponderEliminar
  3. Fantástico el post!! vamos como para no aprender el tipo de telas!! jajaja es genial!! menudo trabajo y selección! gracias!. Teresa

    ResponderEliminar
  4. maravillosas imágenes y estupenda informacion, muchas gracias! Nora desde San Fernando, Buenos Aires, Argentina

    ResponderEliminar
  5. Solo puedo decir, gracias por compartir este estupendo trabajo.

    ResponderEliminar
  6. -No cabe duda alguna de que el pasado es al presente, una fluidez continua de que la moda es al arte, su documento histórico.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Me ha encantado!! acabo de descubriros gracias a facebook y os doy mi sincera enhorabuena. :)

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado la documentación de los tejidos en la pintura pues es verdad que se aprecian muy bien en las pinturas

    ResponderEliminar
  9. gracias por compartir este maravilloso conocimiento... estupendo trabajo! toda mi admiración...♡♡♡

    ResponderEliminar